1.- Accidentes en los que el material va hacia al hombre:   
Por golpe.
Por atrapamiento.
Por contacto.  
2.- Accidentes en los que el hombre va hacia el material:   
Por pegar contra.
Por contacto con.
Por prendimiento.
Por caída a nivel (por materiales botados en los pasillos, piso deteriorado, manchas de aceite en el suelo, calzado inapropiado).
Por caída a desnivel (desde escaleras o andamios).
Por aprisionamiento.  
3.- Accidentes en los que el movimiento relativo es indeterminado: 
Por sobreesfuerzo.
Por exposición.